No te detenga el miedo, que por mucho que pudiese no impedirá que bajes esta roca.

Dante Alighieri