Un minuto de felicidad, vale mas que mil años de gloria.

Molière