Todos somos aprendices en un oficio en el que nadie se vuelve maestro.

Ernest Hemingway