Una de las razones por lo que pocos de nosotros logramos lo que verdaderamente queremos, es que nunca dirigimos nuestro enfoque; nunca concentramos nuestro poder. La mayoría de las personas pasan por la vida nunca decidiendo nada para perfeccionar en particular.

Tony Robbins