A la edad de seis años quería ser cocinero. A los siete años quería ser Napoleón. Y mi ambición ha ido creciendo constantemente desde entonces.

Salvador Dali