No me importa hacer bromas, pero no quiero parecer una.

Marilyn Monroe