El dinero es un gran servidor, pero un mal maestro.

Francis Bacon