No era la facultad de amar lo que le faltaba, sino la posibilidad.

Victor Hugo