La estimación depende de creer o no creer en quien se estima; el amor, ésta es su tragedia, aunque no crea, ama.

Jacinto Benavente