Son mis leyes, el deshacer entuertos, prodigar el bien y evitar el mal.

Miguel de Cervantes