Deja mi soledad intacta.

Edgar Allan Poe