La paciencia es la cualidad más necesaria para los negocios, muchas veces un hombre preferiría que tu escuches su historia antes que otorgarle su petición.

Philip Stanhope