Un efecto esencial de la elegancia es ocultar sus medios.

Honoré De Balzac