Tuve la suerte de ser arrojada bruscamente a la realidad.

Anne Frank