Todos los artistas fueron primero aficionados.

Ralph Waldo Emerson