La honradez de un gran corazón, condensada en justicia y en verdad, fulmina.

Victor Hugo