Nunca sabemos cuán alto estamos hasta que somos llamados a ascender. Entonces, si somos fieles a la forma, nuestras tallas tocan los cielos.

Emily Dickinson