Si examinamos los errores de un hombre, conocemos su carácter.

Confucio