Una bolsa vacía no se mantendrá erguida.

Benjamin Franklin