Los problemas del mundo no pueden resolverse con posibles escépticos o cínicos cuyos horizontes están limitados por las realidades evidentes. Necesitamos a hombres que pueden soñar cosas que nunca fueron.

John F. Kennedy