Hay que juzgar los sentimientos por los actos, más que por las palabras.

George Sand