El futuro es inevitable y preciso, pero puede no ocurrir. Dios acecha en los huecos.

Jorge Luis Borges