Dios puede existir, pero la ciencia puede explicar el universo sin la necesidad de un creador.

Stephen Hawking