Mueren más personas en los Estados Unidos por exceso de comida que por falta de ella.

John Kenneth Galbraith