Nada mas contrae a un un amigo como tristeza por su muerte. El placer de su compañía no tiene una poderosa influencia.

David Hume