La muerte significa cambiar nuestra ropa. Las ropas envejecen, luego el tiempo de venir cambia. Así que este cuerpo se vuelve viejo, y entonces llegado el momento, toma el cuerpo joven.

Dalai Lama