Cuando se está en medio de las adversidades, ya es tarde para ser cauto.

Lucius Seneca