No decir nada a veces dice más.

Emily Dickinson