La felicidad no es nunca grandiosa.

Aldous Huxley