Cuando el amor ha sido una comedia, forzosamente el matrimonio tiene que derivar en drama.

Alphonse de Lamartine