El que elige mal para sí, elige mal para el prójimo.

Pierre Corneille