Para alcanzar un puerto debemos navegar, no echar en el ancla, izar la vela para no ir a la deriva.

Franklin D. Roosevelt