Las blancas siempre ganan.

George Orwell