Pero de tonto sólo tengo la suerte...

Julio Cortázar