De los errores de los demás, un sabio corrige los. propios.

Publilius Syrus