Las puertas de la sabiduría nunca se cierran.

Benjamin Franklin