Rompe lo que debe ser roto, de una vez por todas, eso es todo, y toma el sufrimiento de ti mismo.

Fiódor Dostoyevski