Miedo, y no sólo de enfrentarme a mis fantasmas, sino miedo de todo.

Gabriel García Márquez