Igual que un día de provecho trae un sueño feliz, una vida de provecho trae una muerte feliz.

Leonardo Da Vinci