Cuando no puedo ver las palabras que se enroscan como anillos de humo a mi alrededor, estoy en la oscuridad: no soy nada.

Virginia Woolf