Puedes perder todo en la vida, pero no los sueños.

Abraham Lincoln