Mantén tus ojos en las estrellas, y tus pies en la tierra.

Theodore Roosevelt