Me he preguntado sobre cómo descubrimos la belleza que reside en el interior de la gente, y las extrañas maneras que el mundo tiene para hacer que esta belleza salga al exterior.

Douglas Coupland

Douglas Coupland

Profesión: Autor
Nacionalidad: Canadiense

Sugerencias para ti :

En otro tiempo, intenté convencerme de que no hay vida después de la muerte, pero me he descubierto incapaz de hacerlo.

La cosa tiene gracia porque se supone que la diversidad es lo más moderno que hay, pero si uno toma una muestra de ciudadanos, nunca lo diría.

El fracaso es auténtico y porque es auténtico, es real y genuino, y por eso, es un estado puro de ser.

Si los seres humanos tuvieran valor genuino, llevarían sus disfraces todos los días del año, no sólo en Halloween.

Si un edificio se ve mejor en construcción que se ve cuando esté terminado, entonces es un fracaso.

La navidad hace que todo sea el doble de triste.

A veces el fracaso no es una oportunidad disfrazada, eres sólo tú.

No se suponía que viviríamos hasta los 40. Estábamos construidos para destruirnos a nosotros mismos a los 30, ya sea de cáncer o enfermedad mental. Todos estamos yendo más allá de nuestra fecha de vencimiento.

Incluso cuando tomas un día de fiesta de la tecnología, la tecnología no descansa de ti.

A veces la mejor iluminación de todas es una falla de energía.

Y por un momento he sentido que a lo mejor una idea es más importante que el mero hecho de estar vivo, porque una idea vive mucho tiempo después de que uno haya desaparecido.

Antes de las máquinas, la única forma de entretenimiento que la gente realmente tenía era las relaciones.

Recuerda: el momento en que te sientes solo es el tiempo que más necesitas para estar solo. Es la ironía más cruel de la vida.

Olvida el sexo o la política o la religión, la soledad es el tema que vacía una sala.