Un tonto sabio es más tonto que un tonto ignorante.

Molière