La luz, la hija mayor de Dios, es la principal belleza en un edificio.

Thomas Fuller