Nunca se puede resolver un problema en el mismo nivel en el que fue creado.

Albert Einstein