No creo que me case. Estoy demasiado enamorado.

Oscar Wilde