El deseo es la verdadera esencia del hombre.

Baruch Spinoza