Que te den por vencido es un golpe para tu orgullo. Haz tu mejor esfuerzo para olvidarlo y si no tienes éxito, al menos inténtalo.

Molière