Amistades que son ciertas, nadie las puede turbar.

Miguel de Cervantes